Rollos de papel térmico

Hoy en día casi todas las impresoras de tiques utilizan papel térmico para imprimir los recibos y los informes. De hecho, desde que apareció esta tecnología, cada vez se ha impuesto más debido a su sencillez, economía y rapidez.

Como ocurre con todos los tipos de papel, hay diversas calidades y gramaje. Es decir con el papel de más o menos grosor (el normal de 56-58 gr/m2 y el más grueso de 74 gr). Este detalle se aprecia claramente cuando el recibo impreso se queda con forma muy curva, como si volviera a su posición en el rollo o bien se queda liso y rígido.

Este detalle parece no tener mucha importancia para la mayoría de los usuarios, sin embargos en algunos casos como parking público o tiques de compra que sirven como garantía, es un factor importante, ya que los hacen más duradero.

También pueden estar protegidos, semi-protegidos o no protegidos, esto hace que en
el mercado exista papel térmico que se borra mas o menos rápido, y es que este es uno
de los inconvenientes del papel térmico, que la impresión se borra pasado un tiempo,
perdiendo así la información.

Para necesidades especiales de clientes que desean un papel de más calidad, los hay certificados
que duran un mínimo de 5 años sin que se borren, siempre y cuando se almacene en lugares no expuestos a la luz intensa, al calor o a la humedad. El tiempo estándar de duración suele ser 2 años. Este papel con características especiales es lógicamente más caro, pero merece la pena si es importante no perder cierta información impresa durante un periodo de tiempo prolongado.

Finalmente existen papeles especiales que más allá de imprimir en negro, lo hacen en
azul o rojo, e incluso si usamos alguna impresora que lo soporte, en bicolor.

Deja un comentario